cafe_2

Predecir el futuro ha sido una obsesión de la humanidad desde tiempos inmemoriales. Los grandes conquistadores griegos consultaban a hechiceras antes de atacar, las brujas anunciaban malas épocas en el medievo, incluso en la actualidad el tarot continúa en boga en nuestra sociedad occidental, que siempre se ha considerado menos espiritual.

Una de las formas de predicción, muy  común en las culturas árabes, es la de los posos del café. Es una tradición exclusiva de las mujeres y se ha transmitido de generación en generación de madres a hijas.

El Islam prohíbe este tipo de prácticas adivinatorias, sin embargo, se han mantenido vigentes en el calor de muchos hogares y se han convertido en todo un ritual.

Se necesita café de variedad arábiga y una preparación especial. Tras hervirlo en un cazo llamado kanaka, se sirve en una taza y debe bebérselo la adivina. Una vez terminada la bebida, cuando tan solo queden los posos en el fondo de la taza, se debe volcar  este recipiente sobre un plato y dejar secar los posos que han quedado impregnados en las paredes de la taza.

Una vez secos, la adivina deberá interpretar las formas que aparezcan sobre la porcelana: un pez, una serpiente, un can… cada forma se corresponde con alguna situación: lealtad, traición, mala suerte, etc.

Después de unos minutos de concentración, la adivina hará una serie de predicciones ante el que le haya consultado acerca de su futuro.

¿Te atreverías a consultar a una adivina de posos del café o prefieres la emoción de no saber qué va a sucederte el día de mañana?

[Total: 23   Promedio: 3.6/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados