cafe_molido-e1433195158939

El café en polvo es el rey de los hogares españoles. Los consumidores de café habituales suelen comprar esos típicos saquitos en los que el café ya viene convertido en una especie de polvo compactado y del que aseguran que se mantiene en perfectas condiciones gracias al recubrimiento metálico del interior.

Sin embargo, los verdaderos amantes del café saben que un café molido pierde muchas propiedades y prefieren tomar el café que sale de los granos recién molidos. No hay color.

Hoy os vamos a contar las diferencias de los molinillos de café más comunes: el manual, el de cerámica y el eléctrico.

El molinillo manual: todos hemos jugado con él en casa de nuestras abuelas.

Un artefacto que transmite nostalgia, nos traslada a la infancia, aunque es muy lento ¿demasiado lento quizás para la ajetreada vida del nuevo milenio? Quizás, aunque no está demás perder el tiempo en pequeñas cosas.

Lo cierto es que esa lentitud hace que el café no se recaliente y por lo tanto no le aporta sabores extraños. Por otro lado, y por señalar algún inconveniente, hay que reconocer que los granos no quedan bien molidos y se encuentran trozos grandes.

El molinillo de cerámica está disponible en muchas máquinas para el hogar. hario-molinillo-cafe-de-ceramica-excelente-producto-19709-MLA20176840865_102014-FAl moler no recalienta y permite ser regulado, con lo que el café queda más o menos cargado a nuestro gusto.

Es bastante rápido y en el caso de las cafeteras para el hogar el molido lo realiza inmediatamente antes de preparar el café, con lo que el sabor está intacto.

El molinillo eléctrico es el ruidoso chisme que podemos escuchar en muchos bares. 3593-MLM4403586712_052013-OLo cierto es que muele el café muy rápido, aunque esa rapidez hace que el café se recaliente en exceso y en muchas ocasiones el café recibe un molesto sabor a quemado que no le beneficia en absoluto. La rapidez es su único punto fuerte.

¿Y tú, como mueles el café?

[Total: 37   Promedio: 3.4/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados