granos-de-cafe-1024x819

Las cuentas de Eboca están saneadas y a pesar de la crisis tenemos un balance envidiable para la mayoría de compañías. Quizás por ello podemos preocuparnos por esos pequeños detalles que convierten un producto bueno en un producto estrella.

Y es que en Eboca, nos gusta más el café que el dinero, prueba de ello son estos 3 ejemplos en los que priorizamos la calidad y frescura del café a los beneficios económicos.

1 Nuestro café llega a los almacenes centrales de Eboca cada veinte días. Esto repercute beneficiosamente en que el volumen de stock nunca es demasiado grande y el café está renovándose periódicamente.

2 En búsqueda de esa renovación no contratamos trailers para el transporte y utilizamos camiones de pequeño tamaño, lo cual aumenta el coste considerablemente, pero favorece la renovación.

3 Por último, conservamos el café en una cámara aislada térmicamente, lo que garantiza la perfecta conservación de los granos y la no proliferación de los hongos del café.

Con este tipo de gestos demostramos una vez más que el cliente y la calidad del producto es fundamental para las políticas de actuación de Eboca y son dos puntos que influyen considerablemente en la toma de decisiones. Ahora, ya sabéis los motivos que hacen nuestro café sencillamente diferente.

[Total: 1   Promedio: 5/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados