bag-valve-1

Los paquetes de café en grano, ya tostado, tienen un curioso agujero y hoy en Ebocame os vamos a explicar cuál es su finalidad. Seguro que muchos de vosotros, como buenos amantes del café, ya lo sabéis, pero hemos considerado oportuno explicado para ese despistado que siempre está entre nosotros, ya que es inevitable.

Empezaremos diciendo que hay una explicación científica así que no está ahí para que los que disfrutamos con los aromas del grano presionemos el paquete y podamos disfrutar de los efluvios que emanan de ese extraño agujero. Todos lo hemos hecho alguna vez, huele tan bien.image_05162978-42d5-497d-aef5-7843ddc806e6_grande

El motivo no es otro que liberar el CO2 que el café va liberando durante las dos semanas siguientes al proceso de tueste. Durante el tostado, los granos de café retienen parte de dióxido de carbono y lo van liberando de forma paulatina.

Ahora bien, el oxígeno y la humedad son malos para nuestro café… y podrían entrar a través de ese agujero… Nada más lejos de la realidad, se trata de una válvula de un solo sentido, que solo permite la salida del dióxido de carbono y que impide la entrada de elementos que amenazan la integridad de los granos de café tostado.

Las válvulas de la actualidad mantienen el café en el punto óptimo de calidad durante 120 días. El problema es cómo guardamos el café una vez que hemos abierto la bolsa… Pues no hay forma. Lo mejor es un lugar fresco y seco, con la bolsa cerrada lo mejor posible y teniendo en cuenta que debemos consumirlo lo más rápido posible, ya que la oxidación habrá empezado a degradar los granos desde que han entrado en contacto con el oxígeno.

Esperamos haber resuelto esa curiosidad. Ahora ya tenéis algo más que contar en torno a una taza de café.

[Total: 14   Promedio: 3.9/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados