Muchos sois los que nos escribís por las redes sociales para decirnos que preferís nuestros cafés de máquina que muchos servidos en cafeterías.

Según encuestas realizadas a nivel europeo España ostenta el dudoso honor de servir uno de los peores cafés del continente en sus restaurantes, bares y cafeterías. Muchos consumidores lo consideran excesivamente amargo y en algunos casos espeso.

Se especula en busca de motivos acerca de porqué este café de los bares esta malo y se achaca principalmente a dos motivos: al uso de variedades de baja calidad y a las mezclas con café torrefacto.

En el caso de las variedades se suele apostar por el café robusta, que ofrece el doble de cafeína, pero que por contra es más amargo al paladar y mucho menos digestivo.

El torrefacto se utilizó en la posguerra para maquillar los café de pésima calidad y además, algunos estudios de la OMS aseguran que el café torrefacto puede contener sustancias cancerígenas al igual que la comida quemada.

 

Sin duda, muchos establecimientos hosteleros saben que los consumidores pagan un euro por tomarse un café que les ponga las pilas a primera hora de la mañana y que realmente no se paran a analizar la calidad del café que están tomando. Habrá excepciones por supuesto, pero se reducirá a excepciones porque sino no se entiende que las ventas de café en restaurantes y bares no desciendan.

Sin embargo, en Eboca somos de los que creemos que es bueno generar una cultura alrededor del café y que poco a poco habrá que ir educando las papilas gustativas del consumidor y ahora vamos a dar un paso de gigante en esa dirección. Pronto tendréis noticias al respecto.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados