Cafe-higado

El café tiene numerosos efectos beneficiosos para nuestra salud y en alguna ocasión ya los hemos comentado en algún artículo de Ebocame. Hoy sin embargo nos vamos a centrar en los beneficios que aporta esta bebida milenaria a un órgano en concreto: el hígado.

Las enfermedades del hígado suelen ser consideradas de gravedad y el café es un excelente jarabe que sirve para prevenir algunas de ellas.

Comenzamos por el hígado graso. Son muchos los expertos que para luchar contra esta dolencia lo mejor es la dieta, ejercicio y un poco de café. Las enzimas hepáticas se regulan mediante un consumo moderado de café.

La cirrosis es otra enfermedad del hígado, de las más temidas, y el café también ayuda a prevenirla. En concreto es la cafeína la que le otorga salud al hígado. Según datos estadísticos el consumo de café reduce en un 66% la posibilidad de padecer cirrosis causada por hepatitis no viral.

Por último, la enfermedad que nadie quiere escuchar, el cáncer, en este caso el cáncer de hígado. Líneas arriba ya hemos mencionado que un consumo moderado de café ayuda a mantener las enzimas hepáticas en los niveles adecuados. El cáncer viene provocado por unos niveles enzimáticos superiores a los óptimos.

Como podéis ver, el café está lleno de sorpresas y de beneficios. Hoy le ha tocado el turno a nuestro hígado, en futuros artículos analizaremos por qué el café es bueno para otros órganos como el cerebro o el corazón.

[Total: 14   Promedio: 4/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados