Si piensas que tomar el café es cosa cotidiana de la gente popular, te equivocas, incluso los grandes genios de la historia toman o tomaban café a diario, y no solo eso, han sido y son adictos a él.

En otras publicaciones como Lo beneficioso que es el café para los estudiantes o El café es beneficioso para tu carrera profesional hemos relacionado los aspectos más positivos del café con conceptos como la creatividad, la imaginación y la consecución de tareas de una manera más eficiente.

 

En este artículo hablaremos sobre algunos genios de la historia para los cuales tomarse un café, o varios, era una necesidad, imprescindible en sus vidas. Entre los grandes cerebros adictos al cafe destacan algunos como los 7 siguientes:

1. Margaret Atwood

genios de la historia 1

Margaret Eleanor Atwood, nacida en 1939, es una genio poeta, novelista, profesora, crítica literaria y activista política canadiense.

Amante de los pájaros y defensora de ellos, preside el BirdLife International y pertenece al organismo de derechos humanos Amnistía Internacional.

Para ella, el café es un elemento imprescindible en su día a día. Desayuna una taza con café solo, acompañado de nata o leche al vapor. Trata de disfrutar cada sorbo y lo considera uno de sus momentos claves en el día.

2. Johann Sebastian Bachgenios de la historia Bach

Johann Sebastian Bach fue un gran compositor musical del periodo barroco, miembro más importante de una de las familias de músicos más destacadas de la historia e inspirador en posteriores compositores y músicos.

Era amante del café y así lo hizo saber modificando un poema de Picander que hablaba de esta bebida y convirtiéndolo en canción. Además, la dio a conocer en el Café Zimmermann, en Leipzig, donde los músicos actuaban gratuitamente y el local obtenía beneficios con la venta de café.

 

En aquella época, el café era considerado un vicio. Sin embargo, él admitía sin miedo ser todo un amante de la bebida.

genios de la historia Beethoven

 

3. Ludwig Van Beethoven

Otro de los genios de la historia amantes del café fue Ludwig Van Beethoven, nacido en 1770, un músico prodigio desde una edad muy temprana. Se convirtió en un compositor, pianista y director de orquesta excepcional, una de las figuras más importantes en el mundo de la música.

Su adiccion al cafe acabó siendo una obsesión. Para él, la cafeína suponía un aporte de energía y creatividad para su trabajo. Su obsesión consistía en contar cada grano de café que iba a tomar hasta sumar un total de 60. Era un ritual cada vez que se tomaba su taza de café.

4. L. Frank BaumBaum

L. Frank Baum (1856-1919), nacido en EEUU, fue un famoso escritor de libros infantiles. Su obra más conocida es El maravilloso mago de Oz.

 

Era considerado todo un genio de la escritura. Trabajaba diariamente en crear la mejor literatura para niños. Para conseguir la energía e imaginación propia de sus libros, no podía fallar a su primera taza de su jornada, la cual no era la única. Solía tomar entre 4 y 5 cafés con leche a lo largo del día.

5. Theodore RooseveltRoosevelt

Theodore Roosevelt, nació en Nueva York en 1858, fue el vigésimo sexto Presidente de los Estados Unidos. Líder del Movimiento Progresista en su país y del Partido Republicano, era una persona con múltiples intereses y logros como explorador, naturalista, escritor o explorador.

Sus cafés se hicieron famosos porque los tomaba con hasta 6 terrones de azúcar, quizás demasiadas para endulzar una única taza de esta bebida. Más tarde, se dio cuenta que no era necesario tanta azúcar, ni siquiera una cucharada, y optó por tomarlo con sacarina.

6. Benjamin Franklin

Benjamin Franklin

El siguiente de los genios de la historia adicto al café fue Benjamin Franklin(1706 – 1790) un político, científico e inventor estadounidense. Era un fanático del estudio de la electricidad, lo que le llevó a la invención del pararrayos y de otros artefactos.

Se convirtió en la figura más querida de su época, involucrándose de lleno en la independencia de Estados Unidos.

Este personaje también creía que el café le aportaba grandes beneficios y, por eso, pasaba mucho tiempo en las cafeterías londinenses durante su estancia allí. El café no podía faltar en sus reuniones políticas, mientras jugaba al ajedrez, ni siquiera en los almuerzos con amigos.

En todas los viajes en barco mandaba llevar suficientes provisiones de café, no podía permitir que se agotase durante el trayecto. Además, llegó a vender incluso sus propios granos de esta bebida.

7. David Lynch

David Lynch

David Keith Lynch, nacido en 1946 en EEUU, es un director de cine, además de actor, productor y guionista. Algunas de sus famosas películas son El hombre elefante (1980) y Blue velvet (1986). Además también destaca su colaboración con Mark Frost y la creación de la serie Twin Peaks. También se le conoce por la serie Corazón salvaje con la que recibió la Palma de Oro en el Festival de Cannes. Desde su Twitter mantiene informados a todos sus seguidores acerca de sus obras y aventuras.

Sus intereses son múltiples y esto no queda reflejado únicamente en sus películas y series, también se ha interesado por el mundo de la publicidad, la pintura, la música, la fotografía, el diseño mobiliario…

Este adicto al cafe lo necesita para trabajar y se considera un amante y fiel de la cafeína. Ha llegado a beberse 20 tazas diarias e incluso creó su propia marca de café.

 

Todos estos genios de la historia son muchas de las figuras importantes que han considerado el café como una pieza clave tanto en su vida laboral como en su ambiente personal. Muchos de ellos han sobrepasado los límites consumiendo un elevado número de tazas de café diarias, sin embargo, otros de ellos, tomando las medidas adecuadas, han visto aumentadas sus habilidades y capacidades para las tareas y el trabajo.

 

[Total: 9   Promedio: 4.6/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados