cafetera3

El café ha sido preparado durante siglos por el método “turco” que consistía en un recipiente puesto al fuego con agua y el café molido. Después de hervirlo se dejaba reposar para que los posos del café se posaran en el fondo. De esta manera se perdían muchos aromas y se obtenía un sabor agriado. A pesar de ello, muchas personas en la actualidad siguen utilizando este método tan tradicional para prepararse su café cada mañana.
Sin embargo, la gran evolución se llamó café filtrado y vino de la mano de la evolución e historia de las cafeteras, esas máquinas, más simples o más complejas que nos hacen la vida más sencilla y un café más aromático.
Vamos a repasar los hitos de la historia del café filtrado, los avances más importantes y las cafeteras más icónicas.
El gran invento fue en 1819, cuando Count Rumford inventó el percolador, una versión muy sencilla de las actuales cafeteras de filtro con un solo recorrido para el agua.
La cafetera express llegó en 1901 de la mano de Bezzera y otro gran paso se dio casi tres décadas más tarde con la cafetera de vacío.
En la actualidad se han implantado en nuestra sociedad las cafeteras monodosis, que sin duda son una forma muy cómoda de conseguir café a gran velocidad.
Las máquinas de vending son un paso más en la evolución y permiten al usuario tener un espléndido café a su disposición en multitud de espacios públicos y empresas.
Gracias a nuestro trabajo diario, seguimos participando en la historia del café.

[Total: 65   Promedio: 3.6/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados