Las redes sociales son nuestro escaparate personal hacia el mundo, hacia nuestros amigos, hacia nuestro entorno y quizás también hacia nuestros potenciales jefes.

Adecco ha realizado un estudio y al parecer, un tercio de los reclutadores ha descartado a un  candidato en un proceso de selección por la imagen que este proyecta en las redes sociales.

La situación ha cambiado de forma radical porque antes, hace dos décadas, la persona que se sometía a una entrevista de trabajo venía acompañada de un curriculum vitae. Al salir de la empresa los de recursos humanos tan solo tenían dos cosas sobre las que decidir: la imagen personal que se habían llevado durante la entrevista y el pedazo de papel que recogía su formación y  su vida laboral. Podían eso sí, llamar a empresas previas para pedir referencias, pero no siempre son datos útiles.

Ahora, cuando una persona abandona una sala de entrevistas, los de recursos humanos realizan una sencilla búsqueda en Google para ver la imagen que tiene el candidato en internet. En algunos casos, en la red habrá de todo, desde comentarios con tintes políticos a fotografías de borrachera, pasando por críticas de envidiosos o aficiones a cosas extrañas como la taxidermia o las películas snuff. En definitiva, un montón de nuevos datos que pueden empujar la balanza de forma irreversible hacia un lado o hacia el otro.

Lo cierto es que aunque os recomendamos tener cuidado, también los de recursos humanos deberían relativizar según que instantáneas. Una foto bebiendo alcohol en un festival de música por ejemplo, no debería suponer un problema. Los reclutadores deberían su ombligo antes de tachar a una persona de la lista, porque posiblemente también estuvieron en ese festival de música bebiendo algo de alcohol.

Como conclusión. Que tengamos cuidado con la información que subimos a las redes sociales y a internet en general.

 

[Total: 1   Promedio: 5/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados