Muchos son los que se quejan de su empleo. Llegan los lunes y acuden a la oficina con cara de tarántula. O a la fábrica bostezando… Son de esos que maldicen sus puestos de trabajo, pero no saben que hay auténticas profesiones terribles. 

Os hemos recopilado las 5 peores profesiones que hemos encontrado en la red. Algunas son de auténtico espanto. Levantarse por la mañana si que debe de ser duro si tienes que ir a hacer tareas de ese tipo.

Recolectores de esperma: esta actividad es mucho más común de lo que podemos esperar, sobre todo en granjas. Estos trabajadores se encargan de estimular a los animales para obtener su esperma. Lo hacen de forma manual…

Catador de comida para animales: lo que leéis. Hay seres humanos que están dispuestos a zamparse pienso animal a cambio de un puñado de euros. Su función va en búsqueda de texturas que les pueden agradar a perros y gatos, así como en la cata de sabores y detección de olores.

Contadores de peces: en el mundo hay ríos en donde se producen salmones. En estos ríos hay empleados cuyo cometido es sentarse a orillas del río con un contador electrónico contar a los salmones que pasan nadando a lo largo de una jornada. Cada vez que ven un ejemplar aprietan el botón y así llevan el registro.

Oledor de cuerpos: su misión y visión es olisquear sobacos y otras partes del cuerpo para ver si los desodorantes funcionan como es debido. Normalmente los sujetos sometidos al estudio llevan horas sin ducharse o acaban de hacer mucho ejercicio.

Limpiachicles: todos hemos tirado un chicle al suelo. Pues hay empleados que se dedican a despegarlos, espátula en mano. Piénsalo bien antes de volver a lanzar un chicle al suelo amigo. Hay gente que sufre tu falta de educación.

[Total: 14   Promedio: 4.1/5]

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales y sigue atento a las novedades en nuestro blog, en facebook y twitter.

¡Muchas gracias por compartirlo!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados